126 días de gratitud y colaboración


29 Jan
29Jan

126 días, 18 semanas y 4,5 lunas pasaron del inicio de la red de colaboración el fuego nos une, después de vivir los incendios en Córdoba, en nuestra biorregión y en nuestra casa Amatreya.

Al inicio del camino no sabíamos muchas de las cosas que fuimos aprendiendo en este tiempo, entre ellas cómo iba ser volver a casa después de haber pasado el fuego. Lo que siempre tuvo en claro, fue que el acompañar la regeneración del bosque nativo, restablecer nuestro hábitat y conseguir herramientas para próximos incendios no lo íbamos hacer solos, ya que la transformación la hacemos entre todos los seres que habitamos este planeta. 

A medida que fue pasando el tiempo esa certeza cada vez fue más fuerte y también nos impulso ante cada desafío que se fue presentando en la experiencia. 

Desde un inicio sentimos el apoyo y las personas fueron apareciendo, entregando su acompañamiento a la distancia y también desde cerca, algunos sintieron hacerlo con palabras, otros con abrazos, con ideas, posibilidades, materiales, manos, sentimiento y dinero entre otras cosas.

Son muchas las personas que han participado, nosotros llegamos a contar más de 200 colaboradores / as y muchas experiencias especiales que tuvimos con cada uno y cada una, que quedan en nuestros corazones.


Está unión que gestamos en este proceso también nos dio sus frutos, algunos cuantificables y otros no. Llegamos a reunir el 18% de los fondos que nos propusimos conseguir, con lo que pudimos adquirir un tractor, una chipeadora, rollos de alambre, mochilas de agua y chicotes. También empezamos a trabajar con Paula bióloga de las sierras que nos está asesorando en el acompañamiento que estamos haciendo en la regeneración del bosque nativo, a su vez recibimos árboles autóctonos y semillas. Nos acercamos y complementamos más con los/as vecinos/as, arreglamos el sistema de comunicación y el sistema de agua, este último de forma provisoria. Solo recibimos del municipio de Alta Gracia y Gobierno de la provincia de Córdoba el préstamo de un tanque de agua y agua potable hasta que el agua de la comunidad estuvo apta para el consumo. Participamos de un documental independiente sobre los incendios en la bioregión. Recibimos compañía y ayuda a través de los voluntariados y minkas que llevamos a cabo. Pudimos visibilizar nuestra vivencia a través de medios de comunicación de Alta Gracia, Córdoba, Rosario, La Plata y Buenos Aires. 

Aquí les dejamos las notas que cuentan esta experiencia: https://www.elfuegoune.com/actualizaciones

Estamos cerrando este ciclo, rescatando los aprendizajes y las vivencias, agradeciendo a la naturaleza ya todos/as ustedes por ayudarnos a sentirnos vivos y acompañarnos. 

Toda esta experiencia nos llevó a reafirmar, una vez más, que Amatreya es el resultado de la comunidad, más allá de las que aquí vivimos, personas que son colaboradoras en el desarrollo del propósito de la comunidad. 

Si alguien siente hacer algún otro aporte a esta red oa la comunidad lo puede hacer, nos escribe y nos ponemos de acuerdo:  amatreya@gmail.com  , whatsapp telegram: 3547 53 1134.

Más adelante vamos a compartirles cómo nos gustaría que sigue esta red de colaboración, para conocer su punto de vista e invitarles a participar nuevamente.

¡¡Muchas gracias!!

Comunidad Amatreya.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.